MECEDORAS LACTANCIA | Ideas para amamantar y crear vínculo con tu bebe

Las Mecedoras de lactancia permiten la relajación del bebé para que su alimentación sea un momento de conexión entre la madre y niño

El periodo de lactancia es una etapa fundamental en la vida de un bebe.  En este periodo de la infancia se crea un fuerte vínculo  materno entre el bebé y la madre. Para facilitar esta conexión, una mecedora para lactancia es la mejor idea.

El mecimiento de la mecedora de lactancia favorece a la relajación del bebe, calmándolo y tranquilizándolo. Si la madre da de mamar al niño o niña, la silla de lactancia favorece la producción de leche materna. Estar bien colocado para alimentar al pequeño es muy importante y hacerlo en un lugar adecuado es fundamental.

La butaca mecedora es una muy buena opción para dar de mamar o dar el biberón al pequeño. Un accesorio para el hogar que marcará un antes y un después en un momento tan íntimo y personal como el de dar el pecho al bebé. Por ello, queremos darte algunas ideas para que puedas ver diferentes opciones y comprar la mecedora de lactancia que mejor se adapte a tus necesidades.

mecedoras lactancia ideas myownstyle_opt

Ideas de sillones de lactancia

Recomendado
0
Mecedora de lactancia en madera con reposa piés y mecanismo de bloqueo
2

La lactancia es una etapa maravillosa y la mejor manera de crear momentos inolvidables con tu bebé es precisamente con una mecedora de lactancia. Es un tipo de ...

Factores imprescindibles  a tener en cuenta al comprar mecedoras para lactancia

Dar tanto, el pecho como, dar el biberón al bebé en una mecedora de lactancia favorece la producción de leche materna y el vaivén que la mecedora brinda, ayuda a la relajación del pequeño.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de comprar una butaca mecedora de lactancia?

  • El acolchado con el que este forrado el sillón mecedora de lactancia debe ser fácil de limpiar. El tejido se puede ensuciar fácilmente con la leche del bebé y el poder limpiarla con una toallita húmeda ayudaría enormemente a su mantenimiento.
  • Los sillones para amamantar deben ser agradables y y cómodos. Los padres y el pequeño pasaran muchas horas en él los primeros meses de vida, bien sea dándole de mamar o el biberón, o intentando calmar al niño.
  • La mecedora de lactancia no debe ser rígida si no que debe mecerse con facilidad, sin requerir de mucha fuerza para poder balancearse, pero al mismo tiempo, tiene que ser estable por si no se quiere estar en movimiento.
  • Las dimensiones de las mecedoras de lactancia son muy importantes:
    • La altura del asiento tiene que ser adecuada para que los padres puedan recostarse y levantarse sin ningún problema de ella con el bebé en brazos. Un bebé en sus primeros meses de vida, puede pesar entre 3 y 9 kilos por lo que tiene que ser apropiado para poder levantarse sin molestar al pequeño que puede estar dormido. Si tuviera que apoyar las manos para poder levantarse estaría molestando al bebé y no sería lo suficientemente apropiada.
    • La altura del reposa brazos tiene que ser adecuada y alta, ya que el lactante necesita una altura concreta para estar cómodo y en una posición correcta a la hora de tomar el pecho o el biberón. Pero no solo el niño tiene que estar bien si no que la persona que le esté dando de comer también tiene que estarlo.
    • El reposapiés de las mecedoras de lactancia ayudan a la liberación de tensión en la espalda. Sería la mejor opción a la hora de elegir la mecedora.
    • El respaldo tiene que tener una altura óptima. Debe sobrepasar la altura de la cabeza para poder apoyarla y en caso de que se duerma no quede colgando y causando dolor de cuello.
  • No es un factor primordial pero que el sillón de lactancia se pueda reclinar, es una muy buena idea. Si buscas algo satisfactorio una mecedora reclinable se lo proporcionará.
  • La butaca de lactancia debe ser segura. Es aconsejable que lleve un mecanismo que la bloquee para que no se desplace al ponerse de pie o cuando no se esté utilizando.

regresar al menú ↑

Diferencias entre los modelos de butacas de lactancia

La diferencia entre las butacas para lactancia viene por el tejido con el que este fabricadas y las características específicas que tengan cada una de ellas. Dependiendo del material y las características el precio variará.

Las sillas mecedoras de lactancia más baratas que puedes encontrar en el mercado están fabricadas con polipropileno, fibra sintética, y con respaldos y reposa brazos rígidos. Si lo que busca es una mecedora de características específicas, también pueden encontrar sillas para lactantes de segunda mano.

Puedes encontrar butacas de lactancia de Polipiel, tejido que imita al cuero, pero con un precio más reducido. Son cómodas, fáciles de limpiar y estéticamente bonitas.

regresar al menú ↑

¿Qué hacer con el sillón de lactáncia cuando el bebé ya no lo necesite?

La silla de lactancia será utilizada sobre todo en los primeros meses del pequeño tras el nacimiento, cuando tenga que tomar el pecho, pero llegará un momento en el que la mecedora de lactancia dejará de ser necesaria para el bebé. Los sillones de lactancia pueden ser útiles para vigilar al niño mientras juega o duerme, para colocarlos en el dormitorio principal como decorativos, o para colocarlos en la sala de estar como un sillón más del hogar.

Leer un cuento al niño antes de dormir resulta beneficioso para él, ayuda en su relajación, da paso a su creatividad e imaginación y potencia los lazos afectivos entre padres e hijos. Por lo que, dejar la mecedora en la habitación del niño para poder leerle un cuento antes de irse a la cama en un lugar agradable y cómodo, puede ser una muy buena opción.

IDEAS MÁS VISTAS
ÚLTIMAS IDEAS PUBLICADAS
PURA INSPIRACIÓN

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies